Alimentación con reflujo gastroesofágico

dragon-253540_960_720El reflujo es una patología que se caracteriza por una sensación de acidez o quemazón en el tórax, y un sabor amargo-ácido que sube hasta la boca, ésto se produce como resultado del paso del contenido ácido del estómago al esófago. El reflujo puede deberse o no a la presencia de una úlcera, si es así, habría que buscar la causa y subsanarla, de otra manera la sintomatología podría persistir (recordar que las úlceras pueden producirse por el consumo reiterado de ciertos fármacos, la presencia de la bacteria Helicobacter pylori, causas hormonales, entre otras).

La alimentación juega un papel importante en el desarrollo de los síntomas en el reflujo, ya que pueden estimular la secreción de ácidos en el estómago, pueden producir una irritación directa sobre la mucosa del esófago (café, té, pimientas,…), e incluso puede retrasar el paso del contenido del estómago al intestino, lo que aumenta el tiempo de estancia, pudiendo pasar al esófago y desencadenar la sintomatología.

En personas que presentan reflujo, se debe controlar la forma y estilo de alimentación:

1.- Hay que evitar comidas copiosas y abundantes, es aconsejable comer 5 veces e incluso 6.

2.- Evitar las temperaturas extremas, no se deben consumir alimentos ni muy fríos ni muy calientes.

3.- Cuidado con la ingesta de agua, ya que puede producir una distensión del gastroesofágica.

4.- Es necesario comer despacio con tranquilidad y masticando bien los alimentos.

5.- Evitar aquellas preparaciones que aumenten el contenido graso de los alimentos como fritos, rebozados, o empanados, preparando preferente los alimentos a la plancha, al vapor, hervidos, papillote, al horno, etc.

6.- Grupos de alimentos:

Nueva imagen (19)Pero no solo debe limitarse al control de la alimentación, deben adoptarse unos hábitos de vida que minimicen los síntomas:

1.- No acostarse o tumbarse unas 2 horas después de haber comido, evitar  cenar antes de  irse a dormir.

2.- Puede ser necesario dormir con la cabeza un poco elevada, unos 15 cm suelen ser suficientes, para ello pueden utilizarse dos almohadas o un par de cojines.

3.- Evitar el habito tabáquico, ya que la nicotina favorece la relajación del esfínter esofágico.

4.- Evitar el sobrepeso y la obesidad, es necesario estar en un peso lo mas próximo al idea, para ello es necesario llevar una dieta equilibrada (baja en grasas, incrementando los hidratos de carbono y alimentos proteicos magros), así como la practica habitual de actividad física moderada.

5.- Evitar la practica de actividad física después de comer, así como esfuerzos que incluyan agacharse.

6.- Evitar ropa o complemento que puedan ejercer presión sobre el abdomen: cinturones, ropa estrecha, ropa interior, etc.

En definitiva, la alimentación debe ser variada, equilibrada, eso si, eliminando los alimentos que puedan perjudicar, incluyendo la actividad física moderada como parte del estilo de vida.