Que Hacer Cuando se Come Fuera de Casa

Breakfast_tables_and_buffet_-_Paris_Opera_Cadet_HotelUna de las preguntas a las que nos solemos enfrentar los especialistas en nutrición y alimentación, es: ¿Qué hago cuando estoy siguiendo un plan de alimentación y salgo a comer fuera de casa? es importante señalar que por ejemplo cuando se está en pérdida de peso, desviarse de la pauta va a suponer un aumento en el tiempo de la dieta, lo que va a suponer mayor desmotivación, incluso abandono de la misma. Si una persona debe llevar una alimentación especial por una determinada patología, y no realiza su plan de alimentación correctamente, su salud puede verse afectada, por ejemplo en el enfermo renal, el comer alimentos con un contenido alto en potasio como frutos secos, gazpacho, ciertas frutas y verduras, dicho mineral puede acumularse, pudiendo ocasionar problemas varios, desde debilidad muscular (tanto de los músculos en general como del músculo cardíaco), hormigueos, palpitaciones e incluso efectos más graves como parada cardíaca, en el caso de una persona diabética el excederse con alimentos ricos en hidratos de carbono simples o de índice glucémico alto, sus niveles de glucosa en sangre pueden elevarse pudiendo producir hiperglucemia que tiene as
ociados efectos negativos sobre la salud del paciente. El comer fuera de casa no tiene que suponer un desvío de la pauta, y si surge la ocasión se debe salir fuera de casa con los familiares o amigos, pero se deben tener en cuenta una serie de puntos para que la pauta se vea afectada lo menos posible:

  1. Si vamos a comer a casa de algún familiar o amigo, se debe indicar las pautas oportunas a la persona que vaya a cocinar, evitando aquellos alimentos y preparaciones que puedan no ser apropiados.
  2. Si se va a comer a algún establecimiento de restauración colectiva, es importantísimo escoger un restaurante con una carta amplia y con diferentes preparaciones, y evidentemente que puedan ser apropiadas.
  3. Tanto para personas con alguna patología, personas sanas o personas que estén siguiendo algún plan de alimentación para la reducción del peso corporal, se deben elegir aquellos alimentos que estén preparados con las técnicas culinarias que aporten menos grasa (debido al aumento de calorías y grasas saturadas), como por ejemplo, plancha, parrilla, vapor, horno, salteados, etc
  4. De entrantes, platos de verduras como ensaladas, salteados, parrilladas,… aliñando in situ, con aceite de oliva y vinagre o zumo de limón, evitando aquellas ensaladas que lleven salsas o aliños.
  5. Evitar sopas y cremas de verduras ya suelen incorporar natas, aceites, mantequillas o margarinas, etc. Así como aquellos platos de verduras que incrementen las calorías como las tempuras de verduras.
  6. De los alimentos proteicos, es mejor escoger pescados blancos antes que pescados azules o carnes, siendo las carnes blancas como conejo o pollo mejor elección que carnes rojas. El pescado mejor al horno y a la sal (evidentemente si no hay patología que indique evitar la sal, como la enfermedad cardiovascular), evitando de nuevo aquellos platos que incorporen salsas o cremas.
  7. No abusar del pan, en caso de consumirlo que sea la porción correspondiente a la pauta.
  8. La bebida siempre será mejor el agua, en lugar de refrescos o bebidas con alcohol, en caso de tomar vino que sea una copa pequeña o rebajada con gaseosa.
  9. Como postres que sean frutas o lácteos desnatados, evitando aquellos postres lácteos más grasos como flanes, natillas, arroz con leche, pudín, etc.
  10. Es importante en los planes de reducción de peso, no tener sentimiento de culpa por saltarse la “dieta”, evitando acciones extremas para “recuperar”, después del exceso se debe seguir con el plan de alimentación, normalmente, una acción que se puede realizar es incrementar el nivel de actividad física, pero no se debe dejar de comer para “compensar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *